In Mexico to plant the seeds of "Joy of moving"

En México, plantamos las semillas del placer del movimiento con Joy of moving

La elaboración de proyectos de calidad basados en el valor pedagógico de la actividad física es el eje de nuestra misión en México, donde el equipo Village+Sport ha trabajado con las asociaciones locales para plantar las semillas de una cooperación a largo plazo en torno a la alegría del movimiento.

Durante toda una semana, del 9 al 16 de octubre, tres entrenadores del Village+Sport trabajaron con compañeros, profesores, niños y adultos en la Ciudad de México y San José Iturbide, donde se encuentra uno de nuestros centros. Se trata de dos escenarios muy diferentes que comparten el deseo de hacer algo significativo para inculcar a los jóvenes un estilo de vida saludable y ofrecerles todas las herramientas necesarias para crecer, aprender y desarrollar un espíritu comunitario a través de juegos y ejercicio físico.

«Hemos organizado actividades en numerosos países para promover la alegrìa del movimiento», afirma Davide Tibaldi, coordinador técnico de Village+Sport, que durante la misión actuó como experto del método. «Pero con la visita a México no solo queremos trascender las fronteras geográficas, sino también los plazos previstos. Aquí hemos encontrado unas condiciones enormemente favorables para poner en marcha proyectos de gran valor a largo plazo capaces de arraigar en el territorio y ayudarlo a crecer».

Durante la primera parte del viaje a la Ciudad de México, el equipo de Village+Sport se dedicó a formar a los monitores de «Kinder Generación en movimiento», un proyecto de responsabilidad social que fomenta un estilo de vida activo en la familia. Su meta es el aprendizaje y el desarrollo, pero también la integración familiar, porque los operadores del proyecto no solo trabajan con niños, sino también con adultos.

Esta similitud con proyectos locales fue una agradable sorpresa y nos permitió confiar en el éxito de nuestra cooperación con la realidad mexicana. «Reunir a toda la familia y pedirles a los padres que jueguen para dar ejemplo a sus hijos es una estrategia que respaldamos totalmente y que aplicamos en Village+Sport», asegura Davide. «El último día del curso fue emocionante encontrarnos a veinte personas de edad mayor vestidas comodamente dispuestas a moverse y a jugar con nosotros».

Esta sincronía de método e intención nos impulsa a agilizar nuestro trabajo de formación continua e intercambio de aptitudes con encuentros mensuales y, si es posible, la reciprocidad de invitaciones en el futuro. La estrategia se puso en marcha en la Expo Milano 2015, donde nuestros colegas mexicanos descubrieron el método Joy of moving, filosofía que ahora ha encontrado su primera aplicación práctica.

En San José Iturbide, las actividades fueron diferentes pero igualmente importantes. Aquí, se ha iniciado la primera parte de un proyecto para enseñar actividades motrices en guarderías y escuelas primarias. Los monitores del equipo Village+Sport se reunieron con cuatro profesores de educación física y ocho voluntarios para explicarles los fundamentos del método Joy of moving y compartir algunas actividades físicas sobre el terreno, juegos que después se pueden proponer a los niños. Aunque se trate de una realidad menos articulada, también muestra una enorme receptividad y disposición a invertir tiempo y energía para poner a los niños en movimiento. El terreno es fértil y ya hemos plantado las semillas del método Joy of moving, pero ahora empieza lo más difícil: regar las semillas y hacerlas crecer.